was successfully added to your cart.

Chichen Itzá 5 razones para visitarla

By 16 junio, 2016Blog, Riviera Maya
chichen itza excursiones

Chichén Itzá – Un lugar que no te puedes perder.

El significado maya de Chichén Itzá es “Boca del pozo de los brujos de agua”. Se encuentra en la península del Yucatán, ciudad de México, en el municipio de Tinim y se caracteriza por ser uno de los más importantes lugares arqueológicamente hablando. Las construcciones que allí nos encontramos comprenden un vestigio importantísimo de la Civilización Maya. Está datado por los arqueólogos en el periodo designado como clásico tardío o postclásico temprano (800-1100 dC.). El conjunto arqueológico de Chichén Itzá en 1988 fue considerado “Patrimonio de la Humanidad” y el templo de Kukulcán una de “Las nuevas siete maravillas del mundo moderno” con el voto de millones de personas de todo el mundo.
Chichén Itzá reúne infinidad de motivos por los que decantarte a la hora de programar tu próximo viaje. Por lo que te vamos a dar cinco apuntes por lo que no deberías dejar de conocerlo.

  • Solsticio

Chichén Itzá ocurre dos veces al año un prodigio de carácter astronómico muy singular. Coincidiendo con el solsticio de verano y de invierno el sol se refleja atravesando las ventanas situadas en la parte superior del observatorio de Chichén Itzá. El sol llega a su máxima posición sur en verano y norte en invierno. El observatorio astronómico es una estructura con forma circular que nos demuestra de una forma explícita que la civilización maya contaba con un gran equilibrio entre la espiritualidad y la ciencia.

  • Sonido del Quetzal

Gracias a los guías turísticos de la principal pirámide de Chichén Itzá, se descubrió que en uno de los costados de dicho lugar se crea un efecto de electroacústica, que consiste en que al tocar palmas frente a una de las escalinatas se escucha al otro lado de la construcción, por efecto del eco, un sonido similar al canto de un Quetzal. Esto aumenta el atractivo turístico de la pirámide.

chichen itza de noche

  • El jaguar de la pirámide

Al adentrarte en la pirámide de Kukulcán descubrirás un imponente Chac-mool (un tipo de esculturas precolombinas) y un jaguar rojo con el lomo aplanado, los dos ornamentados con jade. A día de hoy el acceso de público está restringido por motivos de conservación. La pirámide de Kukulcán es una construcción con forma geométrica piramidal, que consta de cuatro fachadas todas ellas con una escalera en el centro, rematadas por un templete sobre una plataforma superior. Tiene nueve basamento o niveles.

  • Caracol de Chichén

Renombrado como el Caracol, el observatorio de Chichén Itzá, debido a la forma de sus escaleras donde se suceden los equinoccios al ponerse en línea con Venus y el Sol. En teoría las huellas de manos que se pueden ver en sus paredes son de los hombres que construyeron el edificio.

  • Mesa de sacrificio

Los “Aluxes”, estatuas de pequeños duendes, sostienen una mesa en la zona más elevada de los intramuros del templo de los guerreros. Se cuenta que en esta mesa se hacían los sacrificios a los dioses siendo visible aún algunos de los orificios por los que circulaba la sangre hasta llegar al cenote sagrado.